domingo, 2 de mayo de 2010

¿Qué se entiende por patrimonio?

 El concepto de patrimonio aparece por primera vez en el derecho romano durante el período de República, donde se utilizaba para señalar la propiedad familiar y heredable de los “patricios” (de pater, padre).
En la actualidad patrimonio es un concepto básico del derecho civil, pero también posee diversas acepciones que van desde el concepto jurídico estricto, pasando por el contable económico hasta llegar al concepto de patrimonio cultural, de la humanidad, colectivo, inmaterial, etc.
Tomando en consideración estas últimas significaciones del concepto de patrimonio, podemos decir que este es la fuente de nuestra identidad cultural y el sello que ayuda a distinguir cada nación. Estos tipos de patrimonio se nutren de nuestros antepasados y sus bienes, en los que aparecen como importantes las obras arquitectónicas o viviendas de interés, documentos, libros, objetos, creencias, costumbres y otros elementos que nos ayudan a constituirnos como sociedad.
El aprender a valorar nuestro patrimonio y conocerlo como tal, nos ayuda a profundizar la conciencia acerca de nuestra historia y el esfuerzo de otros seres humanos para preservar su cultura, además de comprender la riqueza de nuestros pueblos.
Los patrimonios no solamente son encontrados en los archivos de bibliotecas, museos o en edificicaciones antiguas, sino que también existen muchas instituciones que se preocupan de mantener documentos y objetos que son parte de nuestra historia, otorgándonos una identidad y un sentido de pertenencia con ella.
Necesitamos tomar conciencia de nuestros patrimonios ya que la conservación, cuidado y difusión de este no es sólo una preocupación de especialistas sino que de toda la comunidad. El pueblo es el verdadero depositario del patrimonio, el que constituye el punto de partida de toda creación cultural.
Las herramientas fundamentales que se encuentran en la actualidad para preservar todo tipo de patrimonio tienen relación con planes de prevención y emergencia que contribuyen a la protección de riesgos que los amenacen.
Como dijimos anteriormente el concepto de patrimonio engloba muchas realidades entre las que mencionaremos:

  -Patrimonio natural: considera a todos los elementos o formaciones naturales de carácter físico, químico o biológico que son importantes para conservar el hábitat y la diversidad de las especies. Está constituido por los paisajes que conforman la flora y fauna de nuestro territorio. En ellos están presentes los monumentos nacionales, formaciones geológicas, paisajes naturales, reservas y parques nacionales y los santuarios de la naturaleza; todas estas tienen un valor importante desde una perspectiva estética, científica y medioambiental.
  -Patrimonio cultural: se constituye por los bienes culturales e históricos que se han legado como nación. A estos patrimonios se les otorga una importancia especial en lo que respecta a la historia, las ciencias, la estética y, por último, un valor simbólico ya que son las herencias provenidas de los antepasados, registrando su existencia, visión de mundo y formas de vida que influyen en cómo se desenvuelve la comunidad hoy en día.
Este tipo de patrimonio tiene la característica y capacidad de poder dividirse en dos subtipos: inmaterial y material.
El patrimonio inmaterial son las representaciones, expresiones y conocimientos inherentes que las comunidades y grupos reconocen como parte integrante de su patrimonio (tradiciones, espectáculos, rituales, actos festivos, técnicas artesanales tradicionales, etc.)
El material a su vez se subdivide en mueble e inmueble; en los primeros se encuentran aquellos documentos (libros, manuscritos, etc.), artefactos, instrumentos, colecciones científicas, obras de arte, vestuarios, accesorios, etc. En el inmueble se encuentran aquellos patrimonios como edificaciones, pueblos, ciudades, aldeas, sitios arqueológicos, cementerios, etc.
Por lo tanto que un patrimonio sea material o inmaterial tiene directa relación con que pueden tener o no tener un soporte material como también poder caracterizarse por ser objeto de una significación especial por parte de la sociedad.
Las características principales que tienen los bienes patrimoniales son: el ser recursos escasos y no renovables; tener la capacidad de ayudar a comprender nuestra sociedad transmitiendo experiencias y conocimientos siendo referentes de nuestra identidad y sentido de pertenencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada